viernes, 22 de junio de 2012

[EVENTOS: En San Juan , la sardina moja el pan]


[EVENTOS: En San Juan , la sardina moja el pan]

En Galicia llevamos las tradiciones de la noche de San Juan bajo la piel, es posiblemente la tradición más arraigada de nuestra cultura. Desde tiempos inmemoriales, el fuego del espíritu gallego se traslada a las hogueras para dar fuerza al sol, se traslada a la queimada para ahuyentar a las “meigas, trasnos e diaños” (habelas hailas), a la playa de la lanzada para recibir las nueve olas de fertilidad, y a las hierbas de San Juan para purificar el cuerpo y el espíritu.

Sin duda una noche llena de simbolismos y tradición. Pero no podía ser de otra manera, también está presente la gastronomía, otra de las más importantes tradiciones gallegas también está presente en esta noche mágica.

“En la noche de San Juan la sardina moja el pan”

Aunque son muchos los alimentos que acompañan a las hogueras intentando hacerse un hueco en la tradición, como son el churrasco, los jureles (chinchos), mejillones y otros, la estrella indiscutible sigue siendo la sardina. Asada y acompañada de cachelos.

En junio, las sardinas se encuentran en su mejor momento, pues es cuando tiene más grasa y sabor.  Y dado que no puede faltar en la mesa la próxima noche del 23 al 24, os dejamos una receta simple para que mojéis pan y os chupéis los dedos.

Sardinas a la parrilla con cachelos cocidos

Ingredientes Para 6 personas:
  • 1 kilo de sardinas
  • 1 kilo de patatas nuevas (si son pequeñas mejor)
  • 2 hojas de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra (si es gallego mejor)
  • Sal al gusto
¿Cómo se hace?
  • Limpiar las sardinas y salarlas
  • Dejarlas reposar 2 horas para que se impregnen bien con sal.
  • Colocar las sardinas en la parrilla y asarlas por ambos lados.
  • Limpiar con agua la piel de las patatas, quitándoles toda la suciedad, pero con cuidado de no quitarle la piel.
  • Cortar las patatas con la piel en trozos grandes y ponerlas a cocer con agua sal y laurel, Si las patatas son pequeñas (aproximadamente como pelotas de golf) las coceremos enteras y también con la piel.
  • Una vez cocidas las retiramos y cubrimos con un paño para que escurran bien el agua.
  • Se pueden servir en una fuente las patatas poniendo las sardinas encima, o separados en dos fuentes distintas donde cada comensal escoja cuanto coger de cada.


Imagen | galicia.doorblog.jp

Saborea Galicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario